Buscar
  • Stephanie Oviedo

Un diagnóstico cada vez más común: Síndrome del Intestino Irritable.

Ya lo has escuchado antes ó a lo mejor eres tú quien está experimentando episodios de malestar abdominal, distensión abdominal, constipación, diarrea, o ambos. Estos son algunos de los síntomas presentes en quienes padecen este síndrome; pueden llegar a ser severos y afectar la vida cotidiana de tal forma que interfiere con actividades como asistir al trabajo, universidad entre otros.


Para llegar a la conclusión que una persona padece del Síndrome de Intestino Irritable deben cumplirse ciertos parámetros:


  • Malestar abdominal recurrente. Cuando digo recurrente me refiero a que el dolor debió aparecer MÁS DE 1 vez por semana los últimos 3 meses, y la primera vez que apareció ese dolor fue por lo menos 6 meses atrás.


  • Que este dolor o molestia esté asociado con por lo menos 2 de los siguientes:

  • Te sientes mejor cuando haces una evacuación

  • Muchos menos síntomas en horas de la noche

  • Diarrea alterna con Estreñimiento

Y además tener en cuenta otro tipo de enfermedades que esten causando estos síntomas; por lo cual antes de llegar a un diagnóstico certero, los pacientes deberán someterse a ciertos tipos de tests para descartar otros diagnósticos (Enfermedad celíaca, Enfermedad Inflamatoria Intestinal, Cáncer, etc.).



Cual es la causa? No hay un criterio establecido definitivo pero se han estudiado un par de teorías que parecen aplicar a gran parte de la población.


  • La primera trata de una relación cerebro - intestino donde personas que tienen una respuesta exagerada al estrés (en este caso la genética tiene culpa de esta susceptibilidad) a veces en combinación con otros trastornos como depresión o angustia, van a desarrollar una cadena de eventos en el intestino (inflamación, cambios bioquímicos a nivel celular) que propician la aparición de los síntomas característicos del Síndrome de Intestino Irritable.


  • El segundo planteamiento demuestra que en otras personas, en cambio, todo comienza desde el intestino en vez del cerebro. Es decir, las alteraciones gastrointestinales suceden primero y luego esto conlleva a cambios a nivel del Sistema Nervioso Central. Que tipo de alteraciones ocurren en el intestino? inflamación, variación en la microbioma (microorganismos que se encuentran usualmente en nuestro intestino), entre otros, que hacen sentir a la persona los síntomas ya conocidos. Y a qué efectos a nivel cerebral conlleva? Ansiedad, depresión, estrés.



NO HAY CURA, pero existen ciertas medidas que pueden ayudar a llevar una mejor calidad de vida. Importante: cada manejo es individualizado. Lo que te sirve a ti a lo mejor no le sirve a otro de la misma forma, aunque tengan el mismo diagnóstico. Clave: Identificar los agravantes o aquellas acciones e incluso alimentos que exacerban los síntomas. Cada médico de acuerdo al caso que se le presenta escogerá el mejor tratamiento que va desde antiespasmódicos, antiinflamatorios, cambios en la alimentación, probióticos, hasta terapia psicológica.


Como siempre digo, consulta a tu médico. Si crees que puedes estar padeciendo de esto, agenda una cita y coméntale lo que estás sintiendo. No esperes a que los síntomas se vuelvan incapacitantes y por lo tanto difíciles de controlar.




17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo