Buscar
  • Stephanie Oviedo

Té Verde, la infusión milagrosa?

Actualizado: 29 de may de 2020


Muchos afirman que es efectivo en la prevención de diferentes tipos de cáncer, ayuda a bajar de peso y previene la aparición de accidentes cerebrovasculares. Wow, es verdad? mi respuesta es: siempre acude a la evidencia científica para confirmar o no este tipo de aseveraciones.


De acuerdo a diferentes estudios epidemiológicos que se han realizado se ha podido llegar a las siguientes conclusiones:


- En algunas poblaciones con alto consumo de té verde se asoció un 20% de reducción en riesgo de aparición de cáncer de seno, 18% de reducción en riesgo de cáncer de colon, y también reducción en cáncer de estomago y esófago e incluso cáncer de próstata. Hay que aclarar que estos estudios son de calidad de evidencia tipo B o nivel 2: hace referencia a revisiones sistemáticas de metaanálisis o ensayos clínicos con hallazgos inconsistentes generalmente porque no se hizo más seguimiento a estos grupos poblacionales o porque solo en algunos grupos hay evidencia de estos efectos.


- La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU (FDA) aprobó una pomada tópica para el tratamiento de las verrugas genitales y perianales externas causadas por el virus del papiloma humano (VPH). El ingrediente activo es extraído del té verde.


- Se han hecho ensayos controlados que demuestran beneficios en el control del peso en algunos grupos, son datos inconsistentes porque aún no se determina porque en algunas personas sí suele tener efecto y en otras no. En quienes sí, se ha documentado disminución del índice de masa corporal, masa de grasa corporal, reducción de medidas en cintura y cadera.


- Un estudio de más de 40,000 adultos japoneses descubrió que el consumo de té verde estaba inversamente asociado con la mortalidad por enfermedad cardiovascular. Mujeres que consumieron cinco o más tazas por día (una muy alta dosis de té verde) tenían un riesgo 31 por ciento menor de morir por enfermedad cardiovascular. Esto también aplica para el riesgo de accidente cerebrovascular. También se evidenció reducción del ‘colesterol malo’ (LDL) en estos pacientes. El mecanismo de esto aún se desconoce y en otros estudios con el mismo propósito; en algunos grupos sucede este efecto y en otros no.


Es un hecho que está lleno de antioxidantes o sustancias que ayudan al cuerpo a deshacerse de esas moléculas que dañan a nuestras células (los radicales libres). Lo encuentras en diferentes formulaciones: pastillas, cápsulas, polvo y la más conocida en bolsitas para infusión. No hay que olvidar que puede tener efectos secundarios por la cafeína; estimulante del sistema nervioso y se han reportado casos de daño en el hígado cuando se ingieren pastillas con extracto de té verde en dosis altas.


Es seguro cuando no se excede en el consumo. La evidencia aunque por momentos inconclusa tiene resultados que no se pueden obviar. Personalmente recomiendo 1 a 2 tazas diarias de infusión del té; descafeinado y sin azúcar añadida. Toma té verde, pero también haz ejercicio, no tomes gaseosas, jugos y comida procesados, deja de fumar, ingiere menos frituras y empieza a observar grandes cambios en tu salud.


41 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo